martes, 8 de abril de 2008

Memorias Jornada 30/3/08 Disertante: Lic. Mariela Gerstein

Ya hablamos de cómo un niño es esperado y deseado y como ese recibimiento irá habilitando un lugar para este niño. Ese lugar que dará la familia a este nuevo integrante será el primer espacio de sociabilización, el primer grupo de personas con quien el niño aprenderá a amar, jugar, pelear, reír y llorar y donde recibirá y dará sus primeras palabras, recibirá sus primeros limites y dará sus primeros pasos. Será en su casa donde el niño irá encontrándose con los primeros logros y los primeros obstáculos y serán los padres quienes acompañaran todos estos procesos.
Será en este marco donde el niño pertenece desde que nace, que recibirá las primeras miradas de los demás y donde irá constituyéndose como sujeto.
Estas miradas serán distintas para cada uno, pero en todos los casos serán miradas que nos devuelvan algo. Habrá miradas de amor, de contención, de aprobación y cuidado que serán facilitadoras y habrá miradas de desaprobación, de miedo y sobreprotección que serán obstaculizadoras.
Luego ya mas grandes transitaremos otros espacios : el jardín, la escuela, la universidad quizás, un trabajo... y será ahí donde nos encontraremos solos, ya sin nuestras familias, con otras tantas personas y donde tendremos nuevamente que hacernos un lugar e ir conquistando nuestros propios espacios. Tendremos miedos como todos, recordaremos las palabras y las miradas de cuidado de nuestros padres y tendremos que armarnos de coraje una vez más. Tendremos que enfrentar miradas que quizás no nos devuelvan lo que somos y sentimos, tendremos que atravesar prejuicios, tendremos que aceptarnos como somos, sortear barreras arquitectónicas, sociales e internas y todo eso nos llevara tiempo.
A veces nos ira mejor, a veces nos costara mas, pero siempre será un desafío que tendremos que hacer si queremos posicionarnos como seres independientes y autónomos.
Transitando esos espacios enseñaremos que algunas cosas podemos y otras no, que a veces estamos limitados y otras veces nos limita el lugar físico por no ser accesible. También nos sucederá que nos sobreprotejan en lugares en donde nosotros solos podemos encontrar modos propios de acceder a lo que necesitamos. Tendremos que dar cuenta que una discapacidad física o una diferencia no debe convertirse en una discapacidad social que nos impida desarrollarnos y luchar con esas barreras una y otra vez.
Pensaba en la importancia de esta jornada para cada uno de nosotros y como cada uno fue armando su recorrido hasta llegar al día de hoy, nuestro proceso de poder hoy estar acá como miembros de ZOE aportándonos todos algo, compartiendo y sumando esfuerzos.
Quizás este sea el proceso que hay que atravesar, cada uno a su manera, para poder apropiarse de esto que nos pasa, pero con lo que estamos haciendo algo y a la vez siendo miembros de la sociedad en tanto protagonistas de nuestra historia.
Lic.Mariela Gerstein